Estudios y encuestas mundiales han demostrado que el sobrepeso se ha propagado en la última década como una epidemia, y que cada día son más las personas que lo padecen. Es un tema de sumo cuidado, y no se debe tomar a la ligera como muchas personas lo toman. El sobrepeso puede acarrear diversos problemas de salud, tales como colesterol alto, problemas cardíacos, obstrucción arterial, hiperventilación y muchas más.

Los científicos afirman que si no se hace algo al respecto, el sobrepeso se convertirá en el mayor causante de muertes por año. Por eso debemos tomar consciencia que la humanidad ha llevado este problema al límite y si no se hace algo al respecto, se puede desencadenar algo que quizás no tenga vuelta atrás.

Además de los graves problemas de salud que acarrea el sobrepeso, también nos vemos afectados en el aspecto físico y moral. La gran mayoría de nosotros, por no decir TODOS, nos miramos al espejo y no nos gusta en absoluto lo que vemos. Nos sentimos discriminados cuando salimos a la calle, o cuando subimos al autobús y tenemos que ocupar dos asientos. Incluso yendo al otro extremo, cuando tenemos que hacer un vuelo en un avión, nos vemos obligados a sacar dos pasajes porque ocupamos dos asientos.

Aunque mucho nos cueste admitirlo, el sobrepeso es una enfermedad, y como toda enfermedad hace falta ayuda médica. Para combatirlo, lo primero que se debe hacer, es consultar un experto en nutrición que nos guíe a través de un proceso que puede ser muy largo, pero que con una buena conducta siempre será satisfactorio.

Lo primero que hay que hacer, es comenzar a tomar con más cuidado las cosas que leemos en internet, en revistas y demás medios. No existen curas milagrosas ni nada por el estilo. Este sitio web, es sencillamente informativo, y hay que tener cuidado con los sitios web que prometen una dieta milagrosa a cambio de dinero. Cada persona es un universo distinto y es imposible que la misma dieta sirva para todas las personas por igual. Si quiere invertir su dinero en su cuerpo, primero consulte un nutricionista o un clínico.

Es normal que nos hagamos constantemente las mismas preguntas cuando nos miramos al espejo: ¿Es posible realmente bajar de peso? ¿Podré yo adelgazar también como otros? ¿Cuánto tardaré? ¿Me costará mucho? ¿Existe una dieta milagrosa? ¿Cuántas dietas tengo que hacer?

La respuesta, es que todo el mundo puede bajar de peso con la actitud adecuada. Todas las personas que desean emprender algo comienzan ansiosas y preguntándose siempre las mismas cosas. Todo se puede. Pongamos como ejemplo a los fumadores que han dejado de fumar. Una persona que padece de sobrepeso, tiene el hábito de comer. Muchas veces nos encontramos en la situación de comer tan sólo por aburrimiento o por costumbre. Cuando terminamos de cenar, estamos acostumbrados a comer un postre, incluso si a veces no lo necesitamos. Cuando nos juntamos en familia, y nos ofrecen un pedazo de torta, aceptamos. No nos detenemos a pensar si realmente queremos el pedazo de torta. Hay que tener en cuenta que no sólo se adelgaza el cuerpo, sino también la mente.
Si te lo propones, TU PUEDES.

Si está dispuesto a combatir el sobrepeso , no lo dude más. Mejore su salud YA MISMO, siéntase mejor consigo mismo, mírese al espejo y olvídese de la sensación de impotencia y ansiedad con la que ha vivido toda su vida. Tendrá mejor estado físico, podrá caminar sin cansarse tan rápido y además ya no se sentirá discriminado al salir de su casa.